Avisar de contenido inadecuado

Mi Visión desde el Macizo

{
}

CUENTAGOTAS...GOTEO...AMARGURA Y LOCURA EN GOTAS...CRONOLOGÍA DE LA BESTIALIDAD...

Ya van más de 90 días de bestialidad y odio disfrazado de protesta cívica pacífica y democrática. Los nubarrones de la amargura y el despropósito de una estrategia política desquiciada, sin rumbo, han dejado su huella imborrable en un país que quiere trabajar, que quiere salir de alguna manera de la cotidianidad de una espiral inflacionaria sin fin y de niveles de criminalidad jamás visto, que en parte es culpa de nuestros propios errores como gobiero y de múltiples factores sociales y psicológicos, de la crisis de valores que hoy nos agobia.  Pero que oh sorpresa debe enfrentarse ahora a la locura de unas mentes obstinadas que persisten en su afán de apoderarse del poder siguiendo un guión peligrosamente tóxico y combustible.

A tres meses de este salto al vacio de exigir la renuncia sin condiciones del presidente Nicolás Maduro Moros el resultado es un país en permanente ebullición política. Intranquilo. De saqueos y desmadre económico, donde los precios suben sin control alguno y los especuladores del dólar libre, de los bienes de primera necesidad, del transporte, de los artículos electrónicos e insumos, del sector automotriz, del farmaceútico, usureros, bachaqueros, traficantes de bolívares y combustibles siguen desatados en sus negocios y rentabilidades abusivas, mientras el pueblo llano, el que no tiene acceso sino a su menguado salario o no tiene vocación para participar en este festín, sigue siendo la gran víctima. Mientras tanto  no hay acuerdo. No hay tregua. No hay diálogo. No hay salidas racionales a la vista.

Lo que estamos viviendo es una fastidiosa telenovela de nunca acabar que amenaza con extenderse al infinito, con episódicos recurrentes de plantones, plastones, pitazos, trancazos, pupitrazos, bombazos, puputazos, acciones incendiarias, destrucción de bienes públicos, descalificación a la Fuerza Armada Bolívariana, persecución, acoso y linchamiento de chavistas y sus parecidos, desconocimiento a los poderes constituidos distintos a la Asamblea Nacional y la trinchera de la Fiscalía General de la República, convertidas ambas instancias en guaridas del guión opositor del caos y la violencia.

Estamos viviendo en esta hora menguada pero de retos todo un mar de sufrimientos, originado y sostenido con rabia, con copioso apoyo financiero y mediático, por una oposición que lamentablemente nos está marcando la agenda, ante un Gobierno que a ratos luce débil, reactivo, pero que se justifica advirtiendo que aún no es tiempo de lanzarse al torbellino de la confrontación directa, cuyas consecuencias serían desastrosas y dolorosas. Así que como buenos militantes de este proyecto y legado del Comandante Eterno Hugo Chávez Frías nos toca la lealtad de la disciplina y la calma, y no dejarnos arrastrar hacia ese escenario violento, que es el caldo de cultivo que ansían estos estrategas de la antipatria para entregarle el país a sus amos del Norte Anglosajón, Neoliberal, Sionista e Imperialistas hasta la médula.

Son semanas de tensión, de rabia acumulada, de paciencia serena, de quienes desde el chavismo y la izquierda progresista no vendida a poderes imperiales o a factores del cuartorepublicanos y el fascismo, no estamos dispuestos a aceptar que por la vía de la fuerza se pretende tomar por asalto la jefatura del Estado.

Hoy 27 de junio, justo en el día conmemorativo del nacimiento del Correo del Orinoco, de un lejano 1818, reiniciamos nuestras reflexiones y opiniones, para elevar desde el Macizo Escudo de la Guayana Venezolana nuestra voz en defensa del legado de Chávez y los logros irrenunciables de la Revolución Bolivariana, que le han permitido a millones de compatriotas el acceso a mayor bienestar social y el disfrute compartido de nuestra riqueza petrolera y los recursos del Estado.

Pues bien es tiempo de desenvainar la espada de las ideas y el verbo combativo. Todo ello para defender y luchar por la consolidación de la República. Para reasumir con fuerza el concepto y el valor supremo de la Patria, que no es una palabra hueca para la burla, y que tanto es despreciada por esta oposición enferma, que ha pretendido instaurar la dictadura del miedo y el pensamiento único. De una derecha a la que no le importa utilizar y manipular la mente y el comportamiento de los jóvenes y niños, hoy utilizados como escuderos y carne de cañón de sus acciones violentas. De una derecha apátrida que ha desatado a todo nivel la cacería de quienes nos hemos declarado seguidores de este hermoso proyecto de país que es Venezuela: la soberana, la integrada a nuestra Latinoamérica, la justa y necesaria morada de los hombres, mujeres, niños, niñas y adolescentes, que tenemos derecho a ser felices. De una Venezuela hoy en calma, hoy en reposo militante, preocupada, pero lista para saltar al escenario del combate, cuando no se pueda seguir sosteniendo el camino de la concordia y la serenidad. En fin no podemos tolerar que por la vía de la imposición y la agresión se logre instaurar por las malas un gobierno al servicio de los poderes imperiales, mediáticos, rancias oligarquías y élites políticas revanchistas.

Jamás lo lograrán. Ni por las malas. Ni por las buenas. La vía debe ser constitucional, democrática. La Constituyente es la salida, el camino, ante este volcán de violencia que desataron los que quieren el poder a costa de la paz. El mensaje es claro. No tendrán éxito a pesar de todo el dolor, el daño, el dolo, el mal, la perversión, la locura, que han desatado en sus seguidores, incapaces hoy de reflexionar sobre el peligroso escenario de la irracionalidad y la violencia. No podrán. No no nos van a doblegar. Estamos seguros. La razón es nuestra y la perversión del odio no pasará. Upata, julio, 2017...

{
}

Deja tu comentario Mi Visión desde el Macizo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre