Avisar de contenido inadecuado

Fidel por Siempre

{
}

 TAGS:undefined

En Noviembre mes de despedida Fidel Vive en la Conciencia de los Pueblos de América.

Aunque la inmortalidad no existe  las ideas y las huellas de los grandes hombres perduran para siempre. Y si hay alguien que cumple cabalmente con este axioma es el Comandante Fidel, quien sin duda fue el personaje histórico más significativo de nuestra América en la segunda mitad del siglo XX. 

Fidel fue un elegido, un ser de otra dimensión, que nació para no morir sino para permanecer vital en su amado pueblo de Cuba, para centellear en  la América Libertaria y en los moradores de esta Tierra que es su hogar infinito.  Su retiro reciente a ese plano espiritual nuevo no fue sorpresa sino confirmación de un episodio que tarde o temprano debía ocurrir, sobre todo a sus avanzados 90 años de vida plena, a la cual se aferró nuestro terco Fidel con la fuerza de sus convicciones revolucionarias, como fiel representante de ese grupo tan selecto de elegidos, que con su verbo y acción están sembrados en el ideario colectivo, como forjadores de un mundo posible, libertario, de justicia, igualdad y dignidad.

Desde su ínsula Cuba Heroíca de tantas batallas el Fidel de Todos, el Fidel de los Barbudos de la Sierra Maestra nos dio una nueva lección de vida y ejemplo, al recordarnos que la partida física será siempre parte esencial de los mortales. Y que por supuesto ya era su hora de irse al lado del Che, Martí y de tantos otros compañeros de lucha que junto a él nos siguen mostrando el camino auténtico de la libertad.

Con atraso para sus enemigos imperiales, para los anélidos gusanos que hoy celebran con necrófilo desprecio su siembra, en su perverso requiem a sus propios demonios, Fidel se nos marcha a la Sierra de la Inmortalidad de su Pensamiento su Legado su Huella.

Pero no nos engañemos. Fidel no se ha ido, sigue junto a su pueblo noble desafiando rechazando el discurso y la soberbia del vecino Imperio, tan habituado a tratar a esta América no como su patio, que siempre es trasero, sino como su corral de sumisos consagrados, adulantes del capitalismo salvaje, corredores de negocios impúdicos, mercaderes del templo del consumismo que se nos vende como el único mundo posible.

Fidel está aquí, presente como guía de los nuevos tiempos de una América que es resistente y que no se cansará jamas. Misión cumplida. Aunque no terminada, pues la lucha, la revolución, es reto, es meta, es un continuo hacia un destino que mientras más cercano más se nos aleja, no hay otra opción que seguirlo y no perderlo de vista, de allí la importancia de mantener vivo el ejemplo, los principios y la voluntad de hierro de este guerrero heroico al que hoy celebramos y rendimos homenaje.

Frente a este terrible acoso de los poderosos de la Tierra, que hoy pregonan el triunfo del capital sobre las necesidades más elementales de la gente, educación, salud, cultura, vivienda, techo digno, alimentación, empleo, la figura de Fidel indudablemente se eleva y se eterniza, como voz y ejemplo. Él como pocos, empecinadamente, supo transitar por un camino diametralmente opuesto al de los Keneddy, Nixon, Trump, Obamas, Bushes Clinton y sus herederos de garrote y discurso empalagoso, que siguen pregonando con sus razones sin razón y su soberbia criminal que Nuestra América Diversa y del Sur no es Nuestra sino de Ellos: los poderosos nietos de Albión, los blancos caucásicos triunfadores de la Guerra Fría, que hoy se creen dueños del mundo y la voluntad, de los sueños y el derecho de los pueblos a ser libres, autónomos, inquietos portadores de otros estandartes.

Ante tamaña pretensión los poderes imperiales mediáticos y de las finanzas buitres de la calle del Muro, se valen de cualquier engaño, oferta desleal, para con sus hipócritas palabras pretenden confundir al pueblo de Martí señalándole que ahora sí la Cuba Rebelde abrirá las piernas ante la representantiva farsa de la democracia liberal. Claro ellos no pueden ocultar su esperanza de que ahora tu ausencia vital les abrirá el camino a una nueva recolonización de la Isla más indomable del Planeta.

Pero están equivocados. Ese pueblo de armas e ideas tomar no se rinde. Y seguirá sin pausa con porfiada convicción abonando los surcos que abrió y sembró Fidel para que nunca jamás tan sagrada tierra fuese mancillada nuevamente por esa Unión Americana que en vez de servir a los hombres está consagrada a la defensa del capital especulador y a los drones que en vez de ideas y dignidad esparcen la muerte y el dolor en nombre de la libertad, que para ellos sólo es la figura retorcida de una estatua insípida, monumento a su bararie y desprecio hacia los que como Fidel decidieron que otro mundo es posible.

Fidel hoy sabemos y reiteramos en tu partida que a lo largo de tus nueve décadas fuiste hombre empecinado, incasable, de estudio, triunfante estadista, guerrero, sabio conductor de su pueblo, orador incansable, practicante de la auténcia solidaridad de la buena medicina que lleva salud a los oprimidos y pobres de la Tierra.

No se equivoquen. Fidel no fue: es energía eterna, onda y cuerpo que jamás escapará ni se apagará de la conciencia de la gente, que hoy lo valora y lo tributa en su justa dimensión espiritual, revolucionaria, soberana y crítica. Fidel no es ícono no es nada más el personaje la figura el de carne y hueso hoy polvo, en tránsito al mausoleo de la historia heroica de su Cuba profunda. No. Fidel es una idea palpitante y plena como el Sol de su amada Isla Antillana, una utopía realizable, una motivación un canto profundo de la raíces libertaria de la América de Bolívar, de Martí, de Sandino, de Zapata, de Chávez, de Evo, de Ortega, de Lula, de Correa.

Fidel es la piel, son las manos, el alma, el pensamiento y la acción de un Continente que jamás permitirá que desde el Norte se nos imponga por la fuerza un modelo político económico cultural a la medida de sus dólares multinacionales, sus desabridas hamburguesas, su pornográfica industria cultural, sus embrujos mercantilistas, sus sueños de riqueza fácil en la desierta Nevada y su modelo político bipartidista decrépito de 200 años, donde Republiquitos y Antidemócratas se alternan el poder en un aquelarre electorero pagado por el dólar de las corporaciones y del lobby, donde triunfa no la voluntad del pueblo sino el decadente sistema de los colegios electorales.

Fidel vive hoy. Como soplo vital de la Cuba que al mediodía del Siglo XX y hoy al Levante del XXI sigue siendo ejemplo de dignidad, de logros, de independencia, con sus luces y sus sombras, que son los mismos destellos y las mismas oscuridades que son inherentes a la condición humana y a cualquier sociedad. Y es así, porque no nos engañaños, sabemos y muy bien que la historia, la vida, el tránsito vital, es precisamente eso, un dialéctico ir y venir, una incesante lucha entre lo viejo que se niega a dar pasado a lo nuevo y necesario, es decir al triunfo de la dignidad y la justicia, la igualdad y la tolerancia, por encima de la tiranía de una Democracia Caduca, que rezando loas a la libertad arroja bombas y terror sobre pueblos que no se someten a su voluntad y a su dominio, tal como pasa en Africa y Asia.

Fidel lo sabía, y siempre nos orientó. El camino al socialismo, al bien vivir de los necesitados de la Tierra es Tránsito. Es búsqueda de la Justicia, práctica de la lealtad, praxis del participativo encuentro de iguales. Camino escabroso, difícil, lleno de espinas, de viento en contra, de calores extremos, por qué no de cansancio, humanas traiciones o dialécticas contradicciones.

Así que puedes descansar en paz, tus cenizas, polvo cósmico de estrellas trasmutadas en nuevos soles, estarán custodiadas por tu Gente Humilde de la Cuba que amaste como a la Humanidad misma tolerante y esperanzada que te respeta y te recuerda siempre con afecto Comandante.Pero tu ejemplo, tu huella, tu trascendencia, tu ideal, ese está y seguirá vivo por siempre.

Así que no hay Adiós, sólo hay un receso en tu tránsito y el engrandecimiento de tu Genio.

Que la envidia de tus enemigos, los gruñidos escatológicos de tus enemigos, en nada mancillarán tu legado. Tránquilo Fidel. Desde aquí estamos contigo. Cuidando tu Memoria, tu Filosofía de Vida, tu Amor por los Desamparados. Así será por Siempre. TAGS:undefined

{
}

Álbum de fotos de Fidel por Siempre

2 de 2

Ver fotos de Fidel por Siempre

{
}

Deja tu comentario Fidel por Siempre

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre