Avisar de contenido inadecuado

Alerta a las Autoridades Continúa Deterioro Ambiental y Abusos en el Cerro El Toro en Upata

{
}

 


Electrificación de Cercas Particulares colocan en riesgo a fauna silvestre
y excursionistas del Cerro El Toro Patrimonio Natural de Upata y constituye una abierta violación a las leyes ambientales. Hace falta un plan integral de Ordenamiento de este espacio natural declarado Patrimonio Ecológico de Piar, de tal manera de regular los diversos usos de este escenario natural, para preservar sus áreas protectoras, sus quebradas, bosques, fauna silvestre, cuevas, minas históricas de caolín y ordenar su uso estratégico como asiento de antenas de telecomunicacines o zona de producción agrícola y pecuaria.

La información concreta sobre la realidad ambiental del Cerro El Toro es la siguiente:

Ante la mirada ausente de las autoridades del Ministerio del Ambiente y sin que la Alcaldía de Piar a través de su dirección de Ambiente y Turismo, que coordina el ingeniero Israel Romero, hayan mostrado interés alguno por este asunto, los particulares que tomaron para sí y que ocupan como productores agropecuarios, el Cerro El Toro de Upata, declarado patrimonio natural ecológico del Municipio Piar, están colocando en situación de alto riesgo a personas y animales,  debido a la proliferación de toda clase de barreras e infraestructuras, que podrían ocasionar daños físicos graves e incluso la muerte de  excursionistas y la fauna silvestre.

Para los upatenses que tratan de encontrar en este refugio natural un momento de alivio a sus tensiones cotidianas, un sitio para el contacto directo con la naturaleza y valoración de los diversos ecosistemas que conforman este pulmón vegetal de la Villa del Yocoima, les resulta lamentable y triste en este mes de marzo del 2009, enfrentar una diversa gama de problemas ambientales. Entre otras realidades en el Toro encontramos destrucción de bosques, afectación de las nacientes de la Quebrada de El Caballo, contaminación de cuerpos de agua, acumulación de basura, tala para ampliar la zona de cultivo y cercas electrificadas, situaciones que colocan en situación de deterioro y peligro  la biodiversidad y recursos naturales que conforman este hermoso escenario natural.

En cuanto al colmo del abuso la batuta se la lleva la ocurrencia de un presunto propietario o pisatario del hermoso valle central del Cerro El Toro, que está ubicado entre la serranía de acceso a las Antenas y las nacientes de la Quebrada de El Caballo, quien tomó la desacertada y extremista decisión de instalar una cerca aparentemente electrificada que impide a los excursionistas el acceso a los diversos parajes de este parque natural municipal. Este sistema de electrificación de una cerca presumimos con el fin de evitar daños a su patrimonio ganadero, bienes y maquinarias, coloca en riesgo  la vida de visitantes al Cerro y animales silvestres, aves, monos, mamíferos, réptiles, lo que configura una situación irregular que amerita la intervención de las autoridades ambientales, la Alcaldía y la Guardia Nacional Bolivariana.

No puede ser posible que este refugio de fauna silvestre, de vegetación de selva, de recursos hídricos, de formaciones geológicas, muy apreciadas para los upatenses que por largas décadas lo han considerado como su refugio ambiental, esté ahora prácticamente vedado a los excursionistas y amantes de la ecología. Estamos ante un acto flagrante de apropiación indebida de un patrimonio natural colectivo.

Ahora visitar y disfrutar del Cerro El Toro y sus diversos escenarios, miradores, quebradas, se ha convertido en una odisea, en una acción de riesgo. No se entiende en nombre de qué ley o con qué permisología el pretendido dueño de medio parque natural se haya tomado el privilegio de cercar y electrificar la quebrada de El Caballo para su exclusivo uso.

La evidencia de este abuso está en las imágenes fotográficas en las cuales  se recoge  la advertencia de riesgo eléctrico para quien toque la alambrada. De ser cierto que la cerca está conectada a una línea de alta tensión, estamos ante un delito, porque tenemos entendido que los refugios de fauna silvestre, zonas de protección de cursos de agua, bosques naturales no pueden ser electrificados de esta manera. Y si ello es una estrategia del miedo ideada por el  pretendido parcelero para impedir que penetren a su fundo y ahuyentar a posibles delincuentes y saqueadores, , tal advertencia tan osada y tan amenanazante no constituye una gracia, ello sencillamente es un acto irregular y condenable.

El Cerro El Toro, declarado patrimonio natural de Upata y e Municipio en 1995, hace 14 años, pareciera no tener dolientes. Poco a pocos sus quebradas están muriendo, su camino rústico sigue desapareciendo por falta de mantenimiento, sus monos araguatos ya se han retirado a sitios más seguros, las guacharacas son también más escasas, los mamíferos siguen arrinconados, las hermosas aves tropicales se están acabando, y todo ello configura un panorama sombrío, que está provocando la destrucción progresiva de este ecosistema complejo, de paso tomado por la ganadería y por la agricultura de conuco, sin ningún tipo de control ambiental.


Así que el llamado una vez más al Ministerio del Ambiente, a la Guardia Nacional, a la Alcaldía, a los mismos productores rurales, excursionistas, jóvenes, para juntos, integrados, con asesoría, buscar la forma de rescatar a este hermoso patrimonio natural el Cerro El Toro de su actual estado de degradación ambiental, e incluso para que las empresas de telecomunicaciones, comerciales y el Estado que tienen instaladas en su cima, a 680 metros sobre el nivel del mar, su batería de antenas de los tamaños más diversos, cooperen con el rescate ecológico de este parque natural, para que los upatenses y quienes nos visitan puedan disfrutarlo en todo su esplendor, cuidar sus paisajes, miradores, cursos de agua, fauna silvestre, cuevas, vegetación, tradición, la contemplación de sus minas de caolín y por supuesto como sitio de despegue de los practicantes del parapente o vuelo libre, que los fines de semana acuden a esta cima, para desarrollar en El Toro su deporte extremo, quienes por cierto aparecen en esta última imagen fotográfica al fondo de la Serranía practicando el libre vuelo sobre las laderas orientales de la colina y con el telón de fondo hermosísimo del Valle de El Candado.

Finalmente recogemos esta otra denuncia sobre el mal estado de la trocha de acceso al Cerro El Toro y sus unidades de producción agropecuaria y área de antenas de telecomunicaciones.

El acceso al Cerro El Toro por rústico, necesario por su importancia estratégica, para la movilización de productores y efectuar el mantenimiento a las antenas de telecomunicaciones, se hace en penosas condiciones, tal como se muestra en estas gráficas que recogen el mal estado de la vía.


{
}
{
}

Deja tu comentario Alerta a las Autoridades Continúa Deterioro Ambiental y Abusos en el Cerro El Toro en Upata

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre